¡¡Ser Felices!!



Hoy que el calendario abre una nueva ventana por donde se puede colar el arco iris, hoy que la mañana se ha despertado con los pies cansados de reírse al veros reír, hoy que vuestros dedos anillan a fuego lento cada recuerdo vivido en el día de ayer,…
Ya podéis estar tranquilos. Ya pasó todo.
Atrás quedaros meses de nervios, de preparativos, de besos robados a escondidas del tiempo, pues el mismo tiempo tenía más prisa que vosotros dos por ver cómo este día amanecía para saborear vuestro si quiero como si fuera el más dulce de los caramelos.
Hoy que comienza una nueva etapa en vuestra vida, tenéis que miraros a los ojos cada vez que la luna pida la venia en el cielo para soñar; tenéis que perseguiros por las calles cuando la multitud os impida escuchar el tic tac de vuestros latidos; tenéis que abrazaros en el silencio desnudo de vuestra piel cuando sintáis al dolor mudarse a los pies de vuestras sábanas.
Acunad el amor que os ha llevado hasta aquí, abrirle la puerta cada tarde para hacerlo presente en vuestra vida y alimentaros de él, porque gracias a él gritasteis a todo el mundo - y a los cuatro vientos-, que os queríais.
Compartid cada lagrima, cada pellizco, cada revés que os apremie el destino, pero hacerlo como lo hicisteis ayer, de la mano de vuestro compañero de viaje, ese que vuestro corazón se ha encargado de elegir, ese que ayer desató la felicidad de todos los que junto a ustedes vivimos ese momento.
Disfrutad de cada aliento, de cada palabra, de cada reflejo que se pinte en el cristal de las ilusiones; encarar con fuerza los momentos duros y superar con humildad los momentos buenos, y respetaros, siempre respetaros.
Poco más hay que desearos, excepto que sigáis luchando para ser felices.
Se os quiere. Un beso.