viernes, 15 de julio de 2011

POR CALLE JUSTICIA


VEO PASAR TU SUFRIMIENTO ACOMPASADO

EN UNA PLAZA CUYAS PALMERAS SE AHOGAN

PUES ELLAS SABEN, MEJOR QUE NADIE, QUE EN UNAS HORAS

SERÁ TU CUERPO INERTE EL TRASLADADO.


TE ACERCAS AL BORDE DE MI MEMORIA

Y SIENTO TU ESCARNIO GALOPAR SOBRE MI PECHO;

¿QUIÉN PUDIERA, A ESTAS ALTURAS, DETENER EL TIEMPO

Y EVITAR ASÍ EL DESTINO DE NUESTRA HISTORIA?


PERO AMPARÁNDOME EN QUE SÓLO SOY LO QUE SOY

DE BRAZOS ME CRUZO CUANDO TÚ CRUZAS LA CALLE,

COMO TANTA VECES HAGO, PUES A DIA DE HOY,

SIGO SIENDO EL MISMO COBARDE, QUE SE PIERDE EN LOS DETALLES.


Y ASÍ TE VEO CAMINAR, RESIGNADO

ASUMIENDO UN FINAL QUE A OTROS, APRISIONAN.

CONTROLANDO LA ESPERA, CALMADO

SABEDOR QUE PRONTO PASARÁ TU HORA.


UNA HORA EN LA QUE TODO SE HABRÁ CONSUMADO

VOLVIENDO A RELUCIR LA SINRAZON DEL HOMBRE

PUES EL MISMO QUE ACLAMÓ AL MESIAS ESPERADO

HOY PREPARA SU MUERTE, RODEÁNDOLA DE REPROCHES.


LOS MISMOS QUE ENTONAMOS Y SACAMOS A RELUCIR

CUANDO NUESTROS RUEGOS AL CIELO SON DEMANDADOS,

RESULTANDO MAS FÁCIL CULPARTE SOLO A TÍ

SI LOS ECHOS ACAECIDOS NO SON DE NUESTRO AGRADO.


A VECES ME PREGUNTO SI HOY MERECEMOS JUSTICIA

LOS QUE HIPOCRITAMENTE NOS POSTRAMOS ANTE TUS PLANTAS,

PUES SOLO NOS ACORDAMOS DE ESTAR JUNTO A TÍ

CUANDO NUDOS DE DOLOR SE APODERAN DE NUESTRAS GARGANTAS.


PERO EN ESTA TIERRA LA JUSTICIA SE HACE CAMINO

POR DONDE REPOSAN LAS HUELLAS DE TU AROMA,

LICENCIÁNDOSE EN REZARTE TUS DECANOS VECINOS

SIN QUE SU FE SE ENMARQUE EN POLVORIENTOS DIPLOMAS.


COMO EL DE ESAS ARRUGAS DESATADAS EN EMOCIONES

CUANDO TU PERFIL SE ALEJABA DE ELLAS, PAUSADAMENTE

ENVOLVIENDO SUS DUDAS, SUS MIEDOS, SUS INQUIETUDES

DEJANDO DE LADO LOS PESARES QUE MARTIRIZAN A SU GENTE.


SÉ QUE TÚ LOS OÍSTES, COMO YO LOS OÍ;

SE QUE A TI TE LLEGARON, COMO ME LLEGARON A MÍ;

SÉ QUE TÚ LOS SENTISTES, COMO YO LOS SENTÍ;

SÉ QUE A TI TE EMOCIONARON, COMO ME EMOCIONARON A MÍ.


FUERON CUATRO RUEGOS QUE HICIERON

QUE EL TIEMPO SE DETUVIERA;

FUERON CUATRO SÚPLICAS QUE EL VIENTO QUISO

QUE EN TUS OÍDOS SE OYERAN.


FUERON CUATRO PREGUNTAS SINCERAS

QUE SE CONVIRTIERON EN SENTENCIAS;

FUERON CUATRO DESGARROS QUE MARCARON

AQUELLA ESTACIÓN DE PENITENCIA.


FUERON CUATRO LÁGRIMAS QUE CAYERON

SOBRE EL PAÑUELO DE TU EXISTENCIA;

FUERON CUATRO SUSURROS QUE TE DIJERON

QUE NO CAMINAS SOLO EN ESTA TIERRA:


A QUÉ ASTRO ENCOMIENDAS TUS DESVELOS

APRETANTO ESAS MANOS ENTRELAZADAS,

CUANDO DE FONDO SE ESCUCHAN LAS RISAS

DE LOS QUE SORTEAN TU TÚNICA SAGRADA.


A DÓNDE IMPLORAS TUS CALLADAS PALABRAS

ESPERANDO UNA CONDENA DESANGELADA,

CUANDO DE FONDO SE OYEN LOS MARTILLAZOS

DE LOS QUE PREPARAN TU MUERTE ANUNCIADA.


A QUIEN ENCOMIENDAS TU ALMA

CUANDO LA SAETA DESGARRADA

MANDA SILENCIAR AL BULLICIO

QUE POR SAN MATEO TE ACLAMA.


POR DONDE SE PIERDEN LAS LÁGRIMAS

QUE DE TUS OJOS YA NO EMANAN,

CUANDO SIENTES LA SANGRE RESECA

CORRETEAR POR TU MALTRECHA ESPALDA.


ESTOS CUATRO PALPITOS ROBADOS

CALMAR TU DESCONSUELO QUISIERAN;

ESTOS CUATRO SENDEROS AMURALLADOS

EVITARÍAN QUE LOS SUEÑOS SE PERDIERAN.


ESTOS CUATRO SECRETOS DESVELADOS

SÓLO BUSCAN QUE TÚ LOS COMPRENDAS;

ESTOS CUATRO MENSAJES PRONUNCIADOS

PORFÍAN CON EL DOLOR Y CON LA AFRENTA.


ESTOS CUATRO LAMENTOS APENADOS

AUN SIGUEN ESPERANDO RESPUESTA;

ESTOS CUATRO PESTILLOS ENQUISTADOS

TODAVÍA IMPIDEN QUE SE CIERRE LA PUERTA.


POR ESO HOY TE LOS RECUERDO,

PARA QUE EN EL OLVIDO NO SE PIERDAN

LLEVÁNDOLOS SIEMPRE CONTIGO

JUNTO CON LOS QUE POR JUSTICIA TE REZAN.


COMO LOS QUE ESTE AÑO ALLÍ LLORARON

PUES SU SEÑOR NO HIZO ACTO DE PRESENCIA,

Y NO PUDIERON MIRARLE A LA CARA

AL QUE VA SUFRIENDO SOBRE UNA PEÑA.





sábado, 2 de julio de 2011

AL DESPRENDERSE DE SU ENVOLTURA...



Levantaremos murallas con almenas que sonrían,
sonreiremos cuando sus pies se bañen en dulzura,
enjuagaremos nuestras pieles con perfumes de ternura,
brindaremos con ella cuando nos visite al mediodía.

Vestiremos con encajes de fiesta a la tristeza,
le daremos la mañana libre al desahogo,
ajustaremos la alegría, hasta que consigamos el tono;
colgaremos guirnaldas a la luna ampliando su grandeza.

Saldremos a la calle con coloretes en la cara,
venceremos al sueño paseando entre recuerdos,
confiaremos nuestra suerte para que la propaguen los vientos,
no permitiremos que el cansancio gane la batalla.

Danzaremos alrededor de hogueras primaverales,
nos tomaremos de su cintura al resurgir la pereza,
acariciaremos palabras que denoten su belleza,
suspiraremos al recordar aquellos encuentros pasionales.

Y cuando el Sol, reconcomido de celos, nos pregunte
el por qué de tanta fiesta,
señalaremos a nuestro corazón
latiendo por tu presencia.


Dedicado a mi dulzura particular.