La flor más delicada de mi jardín..


Hoy es el cumpleaños de la flor más delicada de mi jardín.

Llevo días cerquita de ella, sintiendo corretear por su frágil tallo sus nervios de primavera, y les puedo asegurar que a estas horas sus pétalos han maquillado de sonrisas todos los poros de su piel.

Me confesaba la otra tarde que creía que no iba a contemplar este amanecer en su calendario, pero la vida le está permitiendo silabear desde bien temprano el número cuarenta en sus labios y la propia vida será quien sonría al encender las velas de las cuatro décadas que la contemplan.

Y es que no conozco a nadie que haya maquillado sus lágrimas con tanta fuerza como mi pequeña flor para luchar por cada latido, para seguir caminando por la vereda de los sueños, para gritarse frente al espejo de los cansancios que ella puede con esto y con lo que le echen.

Porque como buena flor delicada, también tiene espinas en su cintura, espinas que no han podido con su dulzura, con su serenidad, con su calma.

Sufro en silencio cuando la veo palidecer, noto su ausencia cuando el destino caprichoso me impide tenerla a mi lado y mastico nervios cuando la veo hablar, la veo callar, la veo.. simplemente la veo.

Porque siempre está ahí, a mi lado, para escucharme, para tenderme su voz, para apaciguar mis miedos; para alegrarse de mis logros, para ofuscarse por mis fracasos, para hilvanar y darle sentido a la palabra amistad.

La vida nos tiene atados más que a un contrato de palabras, a uno donde las miradas son sinceras y el corazón late entre bostezos de luna.

Su amistad es y seguirá siendo un regalo de la vida.

Déjenme que hoy sea un poquito más feliz porque la flor más delicada de mi jardín suma un año más a las raíces de sus ilusiones.   

Déjenme que hoy les muestre un poquito de mí, y de ella, y de cómo la vida hay que vivirla a pesar de los nubarrones.

Y déjenme que hoy le pueda decir lo mucho que la quiero juntando palabras nacidas del fondo de mi corazón.

Sin más, ¡¡Muchas Felicidades Preciosa!! 

Y recuerda.. Tienes que seguir luchando por ti, por los tuyos... y porque para eso vives en mi jardín.. y eres mi flor más delicada.


Un beso.