domingo, 30 de abril de 2017

Me decepciona...



Hoy les voy a contar que me decepciona esta maldita clase política estatal que me roba cada día la confianza, me estafa las ilusiones y se cachondea de mi voto y de mi paciencia.

Me decepciona esta marrullera clase política local que aprovecha la mínima para dejar en ridículo a mi ciudad mientras ésta se consume de mierda, de paro, de tristeza,…

Me decepcionan los amigos a los que la palabra amistad les viene grande, los enemigos que se rindieron y no son capaces de pelear mirándote a la cara, los cobardes que guardan silencios entre envidias y egos.

Me decepcionan esas personas que nunca cuentan con uno para nada, las que sólo te llaman para pedirte favores, las que desconocen a qué saben tus lágrimas.

Me decepcionan las personas que te miran por encima del hombro, las que no se alegran por tus logros, las que zancadillean tu trabajo y tus sueños. 

Me decepcionan las que se quejan por todo, las que no son capaces de mirarse al espejo y luchar por sus reflejos, las que esperan de brazos cruzados a que el destino les cambie las huellas a perseguir.

Me decepciona ese tipo de personas que modifican su conducta dependiendo de quién esté delante, las que se creen con la posesión de la verdad, las que nunca piden perdón,.. a pesar de estar solos y mal aconsejados.

Me decepciona la gente que no lee, aquella que intenta ser lo que no es con maquillajes de mentiras, la que se limita a ver la vida pasar.

Me decepcionan los que posponen sueños, los que hacen de su sofá su reino, los que reclaman al Cielo lo que no son capaces de luchar con el sudor de su frente.

Y me decepciono yo mismo por no pagar la cuenta de lo que se debe y vivir la vida como hay que vivirla.