domingo, 24 de mayo de 2015

A cambio de...


Queridos alcaldables:

Ya que hoy nos tenemos que ver las caras en torno a unas urnas, os propongo un trato.

Me da igual el color que vuestras promesas electorales tengan, me importa muy poco si estáis más cerca del Centro llegando por la Derecha o del Centro llegando por la Izquierda, me da exactamente igual si presumís de ser Ciudadanos o si anteponéis el Poder al querer.

El trato que os propongo es el siguiente: yo os doy mi voto, os presto mi confianza, os tiendo la mano… pero a cambio de que no perdáis los pies del suelo, a cambio de que os gastéis las suelas de los zapatos pateando las calles, a cambio de que nos miréis a los ojos, seáis honestos y nos dejéis de robar las ilusiones, el presente y el futuro.

Os pido que no nos mintáis más, os ruego que la sonrisita esa que lucís y que tanto daño nos hace la congeléis, os suplico que sepultéis la chulería en un cajón bien lejos de nuestras fronteras.

A cambio de mi voto me encantaría veros por las colas del INEM, por las barriadas donde la droga se vende en las casapuertas, que os fijéis quienes son los usuarios de los comedores sociales.

Mi voto a cambio de que sepáis el nombre de mis vecinos, de nuestros problemas, de que mostréis algo que parece que se paraliza cuando os sentáis en el sillón del ayuntamiento: corazón.

Corazón para que entre todos le pongamos fin a esta tremenda depresión que masticamos a diario, corazón para levantar la cabeza y comenzar a ver la luz a este túnel en el que banqueros y sinvergüenzas nos han metido,… y corazón para saber cuánto nos cuesta llegar a fin de mes a los que no tenemos guardaespaldas.

Yo por mi parte hoy voy a cumplir… ahora os toca a vosotros.