TE ENCONTRÉ


Una tarde de invierno, arropado entre pliegues de desconfianzas y de apatía, me asomé al balcón del miedo a escribir, y allí la encontré, dormidita al arrullo de los recuerdos.

Desde ese día, sé que está ahí, la siento cerquita de mi corazón; su sonrisa me tiende la mano, su alegría me anima a luchar por mi sueño, su aliento me alienta en cada verso, en cada rima, en cada letra.

Es mi pequeña, un tesoro que tengo que cuidar, por eso la quiero tanto.


PRESENTO MI VOZ A MEDIA NOCHE

INCLINO MI CABEZA ANTE SU SOMBRA

PREGUNTO, SUGERENTE Y SIN REPROCHES

SONRÍO ANTE SILENCIOS QUE LA ASOMBRAN.


PRETENDO CONOCERTE, SUPERAR LA DISTANCIA

COMPARTIR TUS MIEDOS, TU VIDA, TUS ANSIAS;

CONFÍA EN ESTE ESCRIBA DE LA PALABRA

ELLAS DESNUDARÁN LOS SECRETOS DE MI ALMA.


EXPONGO EN CADA GESTO LO QUE SOY

SUEÑO QUE PIERDES EN MÍ, TU MIRADA

ME CONFORMO CON QUE SONRÍAS HOY

DEMOSTRARÉ QUE NO ESCONDO NADA.


EL TIEMPO JUEGA A MI FAVOR

EL DESTINO ELEVA SU IMPORTANCIA,

SACUDES CON FUERZA MI CORAZÓN

CUANDO ESCUCHO DE TI: GRACIAS.


GUARDARÉ CADA MOMENTO VIVIDO

VIVIRÉ DE MOMENTOS GUARDADOS,

PROCURARÉ QUE NO CAIGA EN EL OLVIDO

LA SUERTE DE HABERTE ENCONTRADO.


“Te encontré” es un poema dedicado a mi musa.